Vivo Pachuca

Divulgando lo que pasa en Pachuca, todo México y el mundo

Comunidad

Personas recuperadas de Covid-19 sólo deberían recibir una dosis, según estudios

A casi un año de la declaración por pandemia de Covid-19 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se han registrado más de 111 millones de casos en todo el mundo. Con la distribución de las vacunas en marcha y ante el peligro de variantes más peligrosas, científicos se preguntan si es necesario vacunar a las personas recuperadas en este momento, algunos lo sugieren e incluso hay pruebas de sólo necesitar una dosis.

Recientes estudios apoyan la idea de vacunar a todas las personas, incluso a aquellas que ya se recuperaron del virus SARS-CoV-2. Si bien es cierto que la inmunización contra el coronavirus debe ser equitativa, como lo ha recomendado la OMS, la alta demanda y lenta producción piden priorizar las dosis disponibles.Un estudio fue realizado por el investigadores de la División de Vacunas y Enfermedades Infecciosas en Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, Estados Unidos. En él, el equipo tuvo acceso a muestras de sangre de 10 personas antes y después de ser vacunadas, 7 con la vacuna de Pfizer y 3 con la de Moderna. Tres semanas después de la primera dosis mostraron un aumento dramático en el nivel de anticuerpos en la sangre así como de células inmunes.

Asimismo, un estudio anterior realizado por la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, Nueva York, confirma que una sola dosis genera una gran respuesta inmune. En este, 42 de los 59 trabajadores analizados ya habían tenido Covid-19 antes de ser vacunados; el aumento de anticuerpos luego de la primera dosis fue comparable con aquellos no infectados y en su segunda dosis. Por estos estudios, algunas personas en la comunidad científica comienzan a recomendar sólo administrar la primera dosis para personas sobrevivientes de Covid-19.

Otro elemento para reconsiderar la vacunación de personas ya recuperadas de la Covid-19 es la presencia de las cepas B.1.351 de Sudáfrica y B.1.1.7 de Reino Unido. Esto principalmente por la mutación E484K que podría disminuir la eficacia de las vacunas; con los recontagios como una posibilidad para ciertos individuos de la población, la vacunación se vuelve necesaria. De vacunar también a la población recuperada, los niveles de respuesta inmune aumentarían haciendo menos probables los recontagios o evitando más mutaciones del virus.

Las personas sobrevivientes al virus también podrían evitar sentir los síntomas pertenecientes a una segunda dosis, pues se han registrado en algunos pacientes sentirse igual que cuando se enfermaron, una respuesta natural del cuerpo. Aún deben comprobarse los resultados obtenidos de estos estudios, pero administrar una dosis en personas recuperadas permitiría ahorrar miles de vacunas para inmunizar a la demás población.