Vivo Pachuca

Divulgando lo que pasa en Pachuca, todo México y el mundo

Comunidad

Amazon despidió ilegalmente a dos trabajadoras por críticas a condiciones laborales

La Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) de Estados Unidos dictaminó, Amazon despidió de manera ilegal a dos empleadas que sólo buscaban mejores condiciones laborales. Este anuncio llega mientras se espera el voto por la creación de un sindicato de trabajadores en Bessemer, Alabama.

El despido de Emily Cunningham y Maren Costa fue realizado en 2020, cuando ambas empleadas realizaban críticas por las pocas acciones hacia el cambio climático. Ellas, como diseñadoras de experiencia de usuario, fueron parte de los fundadores de la iniciativa Empleados de Amazon por la Justicia Climática. Además, debido a la pandemia de Covid-19 realizaron una recaudación de fondos para el personal de almacén en riesgo de contraer el virus por las pocas medidas de Amazon.

Ante las críticas, la compañía de Jeff Bezos decidió despedirlas bajo el argumento de romper reglas bien estipuladas y legales. «Despedimos a estos empleados no por hablar públicamente sobre las condiciones de trabajo, la seguridad o la sostenibilidad, sino por violar repetidamente las políticas internas«, declaró en un comunicado.

Este anuncio por parte de la NLRB llega en un momento crítico para la compañía de retail pues es la misma junta quien anunciará la existencia del sindicato, actualmente en conteo. Cerca de 6 mil trabajadores en Alabama decidirán mediante votos sobre la creación del primer sindicato en Amazon para asegurar sus derechos laborales.

Asimismo, durante las recientes semanas ha habido declaraciones que exhiben las condiciones laborales de los trabajadores y repartidores. Por un lado, los repartidores en nuevas camionetas son grabados en todo momento, poniendo en duda la privacidad de su información. Por el otro, mediante Twitter y después confirmado por la misma empresa, los repartidores no tienen derecho a parar al baño y tienen que orinar en botellas.

Gran parte de las medidas que precarizan las condiciones laborales de los empleados es por las políticas en favor del consumidor. Si bien la empresa de Jeff Bezos declaró ofrece a sus empleados servicios médicos y un salario del doble al salario mínimo estipulado a nivel federal, los trabajadores saben no es suficiente. El reclamo de no tener horarios de descanso, trabajar horas extra sin paga y el riesgo de contraer Covid-19 por no tener medidas ni materiales adecuados tiene mayor peso.

No se ha mencionado más sobre el despido ilegal
de las dos principales activistas durante su estadía en la compañía; Amazon
tampoco ha hecho declaraciones
al respecto. Mientras el conteo se lleva a cabo
para conocer si los trabajadores decidieron a favor del sindicato, gran parte
de los senadores y autoridades estadounidenses reconocen estos actos como un
parteaguas para la empresa.